Alberto Lario

Nuevas webs en Confianza Online

Conoce las páginas web que se han unido a nuestra Asociación en las últimas semanas

Banca y Servicios financieros: www.jubilatucasa.com
Belleza y Cosmética: ibizaloe.com
Complementos Alimenticios: mederinutricion.com
Deportes y Fitness: www.onlytenis.com/es
Hogar y decoración: sofacentervalencia.com, biancosofas.com, ofichairs.com/es y www.ofiprix.com
Hostelería y restauración: www.hotelbodegaelmoral.com y www.socialbar.es
Informática: retech.store
Marketing Online: www.koa.agency y www.umadecoracion.com
Multichannel: hanksome.es
Salud y Parafarmacia: www.easyparapharmacie.es
Servicios profesionales: abogatea.com

Alberto LarioNuevas webs en Confianza Online

¿Qué tendencias del ecommerce tienes que tener en cuenta en 2021?

Tras un 2020 en el que el comercio electrónico ha sido un canal esencial, tanto para los consumidores como para el tejido empresarial nacional, las previsiones de entidades como Webloyalty aportan algunas pistas sobre sus claves para este año.

Entre las previsiones más destacadas encontramos:

Un nuevo tipo de consumidor que demanda la personalización de los productos y servicios que adquiere y que valora la experiencia de usuario cercana. En esta línea, desde Confianza Online, a través de nuestra experiencia en el proceso de mediación para gestionar reclamaciones de ecommerce, hemos detectado la necesidad de un servicio de atención al cliente dirigido a un comprador que busca transparencia y tranquilidad en sus compras online. Reforzar la decisión de compra aportando información clara y sencilla y ofreciendo vías alternativas de resolución de incidencias es fundamental para fidelizarlo.

La aplicación de la inteligencia artificial y de la realidad aumentada serán dos de los mecanismos más útiles para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y la innovación en sistemas de entrega segura como por ejemplo las pruebas de envíos sin intervención humana.

El compromiso con valores éticos y con la sostenibilidad son ventajas cada día más valoradas por un consumidor comprometido e informado. Unidos a esta mayor concienciación, los mensajes de las tiendas online serán más emocionales y utilizarán el contenido generado por los propios usuarios como parte de su propia estrategia de comunicación. Poner en el centro de atención a los consumidores ayudará a que los negocios conozcan mejor a su público objetivo a través de una nueva vía de acercamiento para entender y satisfacer sus demandas.

Como formas de venta online cada día más utilizadas, desde Cyberclick señalan que:

La compra online a través de Smart TV o plataformas de películas y series será cada vez más común. El conocido como Shoppable TV vuelve a poner de moda el emplazamiento del producto en las tramas de las series y películas que el usuario ve para después darle la opción de adquirirlos. En este contexto, la publicidad digital se adapta a diferentes formatos que ofrecen a las tiendas online nuevas vías para vender sus productos en un entorno en el que el usuario se encuentra cómodo.

El voice y el visual commerce, basados en las búsquedas visuales y a través de asistentes de voz, son tendencias cada vez más utilizadas para captar la atención de potenciales clientes de una forma atractiva en la que además se incrementa la tasa de conversión.

– El mobile commerce, que ha sido tendencia en los últimos años, se consolidará y supondrá el 73% de las ventas totales, siempre que las páginas web estén bien adaptadas para su correcta visualización en dispositivos móviles, ya que un 30% de la tasa de abandono del carrito se debe a la falta de optimización en este canal.

Alberto Lario¿Qué tendencias del ecommerce tienes que tener en cuenta en 2021?

Cambios normativos que incrementan la protección de los consumidores. ¿Qué implicaciones tienen para los ecommerce?

En el contexto de la pandemia del COVID 19 y dentro de las directrices marcadas por la Nueva Agenda del Consumidor Europeo, el Real Decreto-ley 1/2021, de 19 de enero, de protección de los consumidores y usuarios frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica, define el concepto de “persona consumidora vulnerable”. Con el objetivo de reforzar su protección en sus relaciones de consumo, la normativa pretende:

– Garantizar el acceso a productos, bienes y servicios;
Facilitar una información clara y accesible sobre el proceso de contratación;
– Potenciar la transformación digital desde un enfoque justo y no discriminatorio para los consumidores;

En cuanto a los cambios más destacados por los que se adapta la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, el texto señala que:

– (Artículo 3) Se considerará como personas consumidoras vulnerables respecto a las relaciones de consumo a aquellas que se encuentran en una situación de desprotección;

– (Artículo 8) Se garantiza una especial protección de sus derechos a través de la formación, la información y la educación de los consumidores y usuarios, fomentando un mayor conocimiento de cuáles son esos derechos y de las acciones y mecanismos que los protegen, especialmente en sectores como el energético, el financiero y el del comercio electrónico;

– (Artículo 18) Todos los bienes y servicios que se pongan a disposición de los consumidores y usuarios deberán ser de fácil acceso y comprensión; es decir, tendrán que incluir de forma clara toda la información veraz, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los productos o servicios;

– (Artículo 20) En cuando a la información necesaria que se debe incluir en la oferta comercial de bienes y servicios, se tendrá que aportar en términos claros, comprensibles y veraces, en un formato fácilmente accesible. De esta manera se busca que los consumidores puedan tomar su decisión de contratación o compra de forma consciente y documentada;

– (Apartado 1 del artículo 60) Esta claridad en la comunicación cobra especial relevancia dentro de la información previa al contrato que deberá ser siempre relevante, veraz y suficiente sobre las características principales del contrato, especialmente en lo relativo a las condiciones jurídicas y económicas;

Para garantizar este ejercicio de transparencia, claridad y refuerzo en la protección de los derechos de los consumidores, los poderes públicos desarrollarán medidas y actuaciones eficaces que garanticen sus derechos en condiciones de igualdad. En definitiva, las políticas públicas en el ámbito del consumo y las prácticas comerciales tendrán siempre que prever las situaciones de vulnerabilidad que pueden afectar al consumidor para anticiparse a ellas, especialmente tanto en lo relativo a comunicaciones comerciales y a la información precontractual, la atención post contractual y el acceso a bienes o servicios básicos.

Alberto LarioCambios normativos que incrementan la protección de los consumidores. ¿Qué implicaciones tienen para los ecommerce?

¿Qué impacto ha provocado el Covid-19 en el ecommerce nacional y europeo?

En el último año el comercio electrónico, nacional y transfronterizo, ha experimentado un crecimiento y una transformación continua para adaptarse a la nueva realidad provocada por la crisis sanitaria del Covid-19.

Los compradores han cambiado sus hábitos de consumo, principalmente por las restricciones de movimiento y los límites de aforo en tiendas físicas, evolucionando hacia un nuevo tipo de consumidor que prefiere y utiliza cada vez con más frecuencia el comercio online como canal más seguro.

El comercio electrónico en España

El último análisis del INE refleja que, en cuanto a la frecuencia y al volumen de compras registradas el pasado año:

– El 73% de los usuarios de entre 25 y 34 años ha comprado online, seguido por el 69% de los de 35 a 44 años y casi un 62% de los jóvenes de 16 a 24 años;
– Aproximadamente 19 millones de personas, lo que supone más del 53% de la población de entre 16 y 74 años, han comprado por Internet (frente al 46% de 2019);
– Más del 62% de los encuestados lo ha hecho en los tres últimos meses (en comparación con casi el 47% de 2019);
– El gasto medio por comprador supera los 270€ (con un aumento de más de 9€ respecto a las cifras del pasado año);

En cuanto al tipo de productos adquiridos en los últimos tres meses:

– Más del 50% de la población de 16 a 74 años compró algún producto en formato físico;
– El 30%: ropa, zapatos o accesorios;
– Un 16%: entregas de comida a domicilio;
– El 14%: artículos deportivos;
– Casi un 36% se descargó algún producto o suscripción (software, películas o series en streaming y juegos online);

Muy unido al auge del ecommerce, también es interesante analizar el crecimiento del uso de la tecnología, según el cual, en el último trimestre:

– Prácticamente todos los jóvenes de 16 a 24 años han utilizado Internet;
– A partir de los 55 años, un 89% de la población ha estado conectada;
– El mayor incremento del uso de Internet se ha medido entre los usuarios de 65 a 74 años;

El comercio electrónico en Europa

Respecto a los datos registrados en la Unión Europea, el análisis de Ecommerce Europe elaborado a partir de los datos recabados en un estudio transfronterizo, expone:

– La necesidad, por un lado, de armonizar la normativa para garantizar el suministro de bienes y, por otro lado, de proporcionar a las empresas igualdad de condiciones para operar en el mercado único;
– Una percepción positiva del comercio electrónico tanto a nivel público como político;

El impacto desigual en diferentes sectores, fácilmente identificable por el aumento de las compras de bienes de primera necesidad y productos de higiene, frente al sector turístico y del transporte que ha experimentado una reducción de sus ventas de entre el 40% y 70%. De esta manera, los sectores que han experimentado un mayor incremento en el número de ventas online son alimentación y bebidas, mobiliario, productos para el hogar y entretenimiento. En el lado opuesto encontramos productos como ropa, zapatos y ventas de viajes y billetes online.

Este crecimiento sectorial del ecommerce se relaciona directamente con los artículos declarados como esenciales por parte de los diferentes países, teniendo en cuenta que la mayoría definió alimentación, bebidas y productos de higiene como artículos de primera necesidad. Además, algunos estados ampliaron este listado, como es el caso de:

– Francia, Bélgica, Irlanda y Suiza con el bricolaje;
– Francia e Italia con la tecnología;
– Polonia con el mobiliario;

De la misma manera, el impacto general del aumento de las ventas online se ha vivido de manera diferente en cada país ya que, por ejemplo, el comercio electrónico ha representado un aumento de las compras online de entre el 60 y el 70% en Finlandia, del 44% en Irlanda y del 4% en Holanda.

Finalmente, unido al incremento del volumen de ventas online, la mayoría de los participantes del estudio afirma que el principal reto al que se han enfrentado las tiendas online son las entregas, ya que la crisis sanitaria ha supuesto todo un reto logístico.

¿Cómo evolucionará el ecommerce transfronterizo en 2021?

Todos los encuestados señalan un crecimiento permanente del ecommerce como consecuencia del aumento de la confianza por parte de los ciudadanos y muy unido también a la aceleración de la digitalización del sector empresarial europeo.

En definitiva, nos encontramos ante un auge del comercio electrónico, impulsado por empresas y consumidores como el mejor salvavidas de muchos negocios que permite satisfacer la demanda de productos por parte de los consumidores y garantiza el suministro de bienes esenciales.

Alberto Lario¿Qué impacto ha provocado el Covid-19 en el ecommerce nacional y europeo?